A A A

5 hábitos diarios para limitar la sequedad ocular

5-réflexes-au-quotidien-pour-limiter-les-yeux-secs (1)

 

¿Conoce los buenos hábitos que debe seguir periódicamente para limitar la sequedad ocular? En este artículo encontrará nuestros consejos para mejorar su día a día.

 

¿Qué es la sequedad ocular?

 

La sequedad ocular, también conocida como síndrome del ojo seco, es una afección común. Constituye uno de los primeros motivos de consulta y puede presentarse en varias formas.

 

En primer lugar, cuando se debe a una disminución de la producción de lágrimas, estamos ante la forma acuosa de esta enfermedad.

 

Es importante señalar que las lágrimas son esenciales para mantener la hidratación de la superficie ocular, al proporcionar humedad, lubricar la superficie del ojo y ayudar a prevenir infecciones. No solo están compuestas por una capa acuosa (agua), sino también por una capa lipídica (aceite) y una capa de mucina (pegamento).

 

También existe una forma evaporativa, relacionada con la disfunción de las glándulas de Meibomio (DGM). Estas glándulas producen la capa lipídica de las lágrimas, fundamental para evitar que se evaporen demasiado rápido. Cuando funcionan mal, la calidad de esta capa lipídica se modifica, lo que puede empeorar la sequedad ocular y las molestias.

 

Por último, existe una forma mixta de sequedad ocular, que se caracteriza por una combinación de las otras dos formas, es decir, una reducción de la producción de lágrimas y una mala calidad de los lípidos secretados por las glándulas de Meibomio.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

 

La sequedad ocular puede presentarse con varios síntomas, como sensación de ardor o escozor, ojos rojos o irritados, sensación de arenilla en los ojos, visión borrosa, fatiga ocular y aumento de la sensibilidad a la luz. Estos síntomas pueden variar en intensidad de persona a persona y pueden intensificarse en ambientes secos o polvorientos.

 

Es importante reconocer estos signos para administrar un tratamiento eficaz de la sequedad ocular, a fin de evitar complicaciones a largo plazo y de mantener un confort visual óptimo, sin que la calidad de vida se vea afectada.

 

5 consejos para limitar la sequedad ocular

 

La sequedad ocular puede ser una molestia constante en nuestro día a día, que afecte a nuestro confort visual e incluso a nuestra productividad. Para ayudar a aliviar este problema, adoptar algunos hábitos sencillos puede marcar la diferencia. Estos son cinco hábitos que puede incorporar a su rutina para limitar la sequedad ocular:

 

  • Tener una buena higiene de los párpados: esto ayuda a evitar que las glándulas de Meibomio se obstruyan. Para que sea eficaz, es preciso seguir varios pasos: calentarlos, masajearlos, parpadear y limpiarlos. Para obtener más información, vea nuestro tutorial haciendo clic aquí.

 

  • Haga descansos regulares cuando utilice pantallas: si pasa muchas horas frente al ordenador, su teléfono inteligente o el televisor, haga descansos regulares para descansar la vista. Siga la regla 20-20-20: cada 20 minutos, mire algo a una distancia de al menos 20 pies (unos 6 metros) durante al menos 20 segundos.

 

  • Parpadee regularmente: al parpadear, la película lagrimal se extiende uniformemente, lo que ayuda a mantener los ojos hidratados. Si trabaja frente a la pantalla de un ordenador o en un ambiente donde se tiende a parpadear menos, haga ejercicios para parpadear regularmente y evitar la sensación de sequedad ocular (para ver nuestro tutorial, haga clic aquí).

 

  • Evite los ambientes secos: los climas secos, los sistemas de calefacción y el aire acondicionado pueden empeorar los ojos secos. Utilice un humidificador en su hogar u oficina para mantener un nivel de humedad agradable.

 

  • Adopte un estilo de vida saludable: los ácidos grasos omega 3 presentes en el pescado azul, las nueces y las semillas pueden ayudar a reducir la inflamación y promover una producción de lágrimas saludable. Incluya alimentos ricos en omega 3 en su dieta para contribuir a mejorar su salud ocular. También es importante hidratarse. La deshidratación puede contribuir a la sequedad ocular. Asegúrese de beber suficiente agua a lo largo del día para mantener una hidratación adecuada (entre 1,5 y 2 litros de agua al día).

Al adoptar estos cinco hábitos sencillos en su rutina diaria, puede ayudar a limitar la sequedad ocular y a mantener una buena salud ocular.

 

>>Para conocer más consejos sobre la sequedad ocular y cómo prevenirla, haga clic aquí.

 

Recuerde consultar a su oftalmólogo si sufre de ojo seco para recibir asesoramiento y un tratamiento adecuado para su caso.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Autor
Autor

Sigue leyendo

Aquí hay algunos artículos que también pueden interesarle.

Compartir página por correo electrónico
Comparte la página en facebook
Comparte la página en twitter
Compartir página en linkedin
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?