A A A

La diabetes y la sequedad ocular

Diabète

¿Sabía que la diabetes y la sequedad ocular son dos enfermedades que pueden estar relacionadas? A continuación, le explicamos todo lo que hay que saber sobre la relación entre la diabetes y la sequedad ocular.

 

Cómo afecta la diabetes a la visión

 

Debido a sus efectos en los vasos sanguíneos y los nervios de los ojos, la diabetes puede afectar significativamente a la visión. Los niveles elevados de glucosa en sangre asociados con la diabetes pueden dañar las paredes de los vasos sanguíneos, incluidos los que irrigan los ojos. Por tanto, la diabetes puede causar diversos problemas oculares, como:

 

  • Glaucoma: La diabetes puede aumentar el riesgo de desarrollar glaucoma, una enfermedad que daña el nervio óptico y que puede provocar pérdida de la visión periférica y, en casos graves, una ceguera total. El riesgo de glaucoma está asociado con el aumento de la presión intraocular, que puede derivarse de la inflamación de los tejidos del ojo causada por la diabetes.
  • Cataratas: Las cataratas son una opacidad del cristalino del ojo, que provoca visión borrosa y aumenta la sensibilidad a la luz. Aunque las cataratas no están exclusivamente relacionadas con la diabetes, las personas diabéticas tienden a desarrollar esta afección a una edad más temprana y a un ritmo más rápido que las no diabéticas.
  • Retinopatía diabética: Es una de las complicaciones más comunes y graves de la diabetes. Se produce cuando se produce un daño en los vasos sanguíneos de la retina, la parte del ojo sensible a la luz. La retinopatía diabética puede provocar ceguera.
  • Sequedad ocular: Una persona con diabetes tiene más riesgo de padecer sequedad ocular. De hecho, la diabetes es una de las causas de la sequedad ocular.
Relación existe entre la diabetes y la sequedad ocular

 

A menudo se pasa por alto la relación que existe entre la diabetes y la sequedad ocular, pero esto es algo que es importante saber. La diabetes puede contribuir al desarrollo de la sequedad ocular de varias maneras. En primer lugar, los niveles elevados de glucosa en sangre asociados con la diabetes pueden alterar el correcto funcionamiento de las glándulas lagrimales, encargadas de producir las lágrimas. Cuando estas glándulas no funcionan correctamente, puede haber una menor producción de lágrimas, lo que hace sentir los ojos secos e irritados.

 

Además, las personas con diabetes tienen más probabilidades de desarrollar problemas nerviosos, incluido el daño en los nervios periféricos, lo que se conoce como neuropatía diabética. Este daño en los nervios puede afectar a los nervios que controlan la producción de lágrimas, lo que también puede contribuir a la sequedad ocular.

 

También existen efectos secundarios relacionados con los medicamentos: Las personas con diabetes pueden recibir tratamiento con ciertos medicamentos que también pueden contribuir a la sequedad ocular como efecto secundario.

 

Algunos síntomas que se pueden experimentar

 

  • Sensación de sequedad ocular, granos de arena, ardor…
  • Lagrimeo excesivo o ausencia de lágrimas
  • Dificultades para llevar lentes de contacto
  • Mayor sensibilidad a la luz, el viento y/o el humo.
  • Dificultad para abrir los ojos por las mañanas, al tener los párpados pegados
Algunos consejos para limitar sus riesgos

 

El primer consejo que podemos darle es llevar un buen control glucémico. De hecho, mantener niveles estables de glucosa en sangre puede ayudar a reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes, incluida la sequedad ocular. Es recomendable que siga cuidadosamente el plan de tratamiento prescrito por su médico y controle periódicamente sus niveles de azúcar en sangre.

 

A continuación, es fundamental mantener una buena hidratación. Asegúrese de beber suficiente agua durante el día para mantener una hidratación suficiente, lo que puede ayudar a prevenir la sequedad ocular.

 

Evite también permanecer en ambientes secos, ventosos o polvorientos, que pueden empeorar la sequedad ocular. Puede utilizar un humidificador de aire en su hogar (en las habitaciones principales) para mantener niveles óptimos de humedad.

 

> Para conocer más consejos sobre la sequedad ocular y medidas de prevención, haga clic aquí.

 

EN CASO DE PADECER TRASTORNOS RELACIONADOS CON LA SEQUEDAD OCULAR, CONSULTE A UN OFTALMÓLOGO.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Autor
Autor

Sigue leyendo

Aquí hay algunos artículos que también pueden interesarle.

Compartir página por correo electrónico
Comparte la página en facebook
Comparte la página en twitter
Compartir página en linkedin
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?