A A A

Pestañas postizas y ojos secos

Pestañas postizas

¿El uso de pestañas postizas te provoca rojez, irritación y sequedad en los ojos? Si es así, puede que sufras sequedad ocular.

 

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener unas pestañas largas y bonitas para ampliar la mirada? Muchas de nosotras creemos que las pestañas postizas no afectan a nuestros ojos y continuamos usándolas regularmente. Sin embargo, son perjudiciales para nuestra superficie ocular.

 

¿Para qué sirven las pestañas?


Las pestañas desempeñan un papel fundamental para los ojos. Permiten formar una barrera protectora frente a factores externos y/o ambientales: limitan el paso de aire, cuerpos extraños o incluso el sudor en nuestros ojos.


Según un estudio científico de Journal of the Royal Society Interface, la longitud normal de las pestañas no debe superar las dos terceras partes del ancho del ojo. De hecho, si tus pestañas son demasiado largas, el aire puede entrar más fácilmente en los ojos, provocando la deshidratación de la superficie ocular y la aparición de sequedad.


Además, unas pestañas demasiado largas pueden impedir la parpadeo completo de tus ojos. Sin embargo, juegan un papel determinante en la hidratación ocular, ya que permiten lubricar los ojos gracias al esparcimiento de las lágrimas sobre la superficie ocular. Por lo tanto, los parpadeos incompletos pueden secar los ojos.

 

¿Por qué las pestañas postizas no son buenas para los ojos?

 

Pestañas postizas y extensiones de pestañas con pegamento


El verdadero problema de las pestañas postizas es el adhesivo que se usa para fijarlas. Muchos componentes del pegamento son tóxicos para los ojos.


Puesto que el pegamento se coloca en la raíz de las pestañas muy cerca de las glándulas de Meibomio, existe un riesgo importante de obstruir y dañar estas glándulas que, sin embargo, tienen un papel importante ya que secretan el aporte lipídico de las lágrimas. Si estas glándulas se dañan, ya no funcionarán correctamente y esto es irreversible.


Ponerse extensiones de pestañas es una práctica que cada vez es más común e incluso se ha puesto de moda. Las extensiones se pegan una a una con el fin de completar y alargar las pestañas, en la misma línea de su nacimiento. El pegamento utilizado también es peligroso para los ojos, en particular, para el correcto funcionamiento de las lágrimas.


El pegamento también puede causar reacciones alérgicas: los párpados se enrojecen, irritan y dañan.

 

Por último, las pestañas postizas y las extensiones son caldos de cultivo para las bacterias. Se suelen reutilizar varias veces y, sin limpieza, se acumulan bacterias.


Pestañas postizas magnéticas


Las pestañas postizas magnéticas se colocan sin pegamento ni adhesivo: por lo tanto, no hay riesgo de alergia.


Hay dos métodos para colocar pestañas postizas magnéticas:

 

  • Se disponen dos tiras de pestañas postizas a cada lado de las pestañas y se unen entre sí por medio de un imán.
  • Se colocan las pestañas postizas y se fijan con un eyeliner magnético aplicado previamente. En este caso, el eyeliner se traza a lo largo de la línea de las pestañas y se corre el riesgo de que obstruya las glándulas de Meibomio.

Como has podido comprobar, las pestañas postizas magnéticas son menos dañinas para los ojos, pero aun así no debes bajar la guardia.

 

¿Qué se puede hacer para limitar los efectos de la sequedad ocular y las pestañas postizas?

 

  • Elige pestañas postizas magnéticas en lugar de pestañas postizas clásicas.
  • Usa pestañas postizas de manera ocasional.
  • Lávate las manos antes de manipular tus pestañas postizas.
  • Usa gotas oculares para hidratar los ojos.
  • Quítate las pestañas postizas todas las noches antes de acostarse.
  • Lava las pestañas postizas después de cada uso. Para ello, utiliza un algodón empapado en agua micelar para ojos sensibles y limpia tus pestañas postizas insistiendo en la tira adhesiva. Si no se ha ido todo el pegamento en la tira, usa pinzas para quitar el residuo.
  • Lávate los párpados a diario. Para ello, desmaquíllate con agua micelar apta para ojos sensibles. A continuación, calienta los párpados con una mascarilla térmica o compresas calientes durante 5 a 10 minutos. Luego, masajea los párpados para extraer el meibum de mala calidad. Finalmente, usa toallitas secas para ojos para limpiar los bordes de los párpados.

Lo ideal, por supuesto, es no llevar pestañas postizas. Puedes sustituirlas por una máscara de pestañas apta para ojos sensibles, aplicándola en las puntas de las pestañas.

 

EN CASO DE PADECER TRASTORNOS RELACIONADOS CON LA SEQUEDAD OCULAR, CONSULTE A UN OFTALMÓLOGO.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Autor
Autor

Sigue leyendo

Aquí hay algunos artículos que también pueden interesarle.

¿Eres un
doctor?

Compartir página por correo electrónico
Comparte la página en facebook
Comparte la página en twitter
Compartir página en linkedin
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?

En Francia, una de cada tres personas padece sequedad ocular

Play Video