A A A

Chalación, orzuelo, blefaritis,… todo lo que debe saber sobre las enfermedades de los párpados

enfermedades de los párpados

¿Alguna vez ha desarrollado chalaciones, orzuelos o incluso blefaritis? Estas enfermedades de los párpados están estrechamente relacionadas con la sequedad ocular, como explicamos en este artículo.

 

Las diferentes enfermedades de los párpados

 

La chalación

 

La chalación es una inflamación de los párpados al nivel de las glándulas de Meibomio. Estas glándulas ubicadas dentro de los párpados permiten la secreción de los lípidos (aceite) que forman las lágrimas.

 

Estos lípidos ayudan a limitar la evaporación de las lágrimas. Si el líquido secretado es demasiado espeso, las glándulas pueden obstruirse o incluso bloquearse. A medida que se acumula el aceite, las glándulas comienzan a hincharse, creando un pequeño bulto llamado chalación.

 

Chalazion

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El orzuelo

 

A diferencia de la chalación, el orzuelo es una infección bacteriana a menudo causada por el Staphylococcus aureus. El orzuelo se forma en el borde de los párpados; es una especie de furúnculo de las pestañas.

 

Se caracteriza por una hinchazón con un punto blanco centrado coronado por una pestaña. En general, esta hinchazón se localiza en un solo lugar del párpado. Sin embargo, en ocasiones puede afectar a todo el párpado.

 

orgelet 20180322 900x900 e1660902972568

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los Demodex

 

Los Demodex son pequeños ácaros que crecen en el cabello. La presencia de una gran cantidad de Demodex puede provocar muchos problemas oculares. El riesgo de infestación por Demodex aumenta con la edad.

 

No obstante, debe tenerse en cuenta que es normal encontrar un número reducido de Demodex en una persona sana. Sin embargo, hay que tener cuidado con el mantenimiento de los párpados para evitar la multiplicación de estos ácaros en la raíz de las pestañas.

 

Demodex

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La blefaritis

 

La blefaritis es la inflamación de los párpados. Puede ser de origen infeccioso, alérgico, dermatológico (rosácea, psoriasis, eczema) o seborreico.

 

Puede provenir de un área de la piel, o incluso de las glándulas de Meibomio, o incluso de ambas. Como resultado, la blefaritis a menudo se asocia con las otras enfermedades de las que hemos hablado anteriormente. Esta enfermedad puede afectar tanto a niños como a adultos, lo que la hace muy común.

 

Blepharite

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El vínculo con la sequedad ocular

 

Una de las consecuencias de las enfermedades de los párpados es la sequedad ocular de forma evaporativa. De hecho, las glándulas de Meibomio presentes en nuestros párpados dejan de funcionar correctamente debido a la inflamación de los párpados.

 

Por lo tanto, estas glándulas producen menos lípidos o lípidos de mala calidad. Esos lípidos tienen una función fundamental a la hora de limitar la evaporación de las lágrimas y generar lágrimas de buena calidad.

 

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad del ojo seco?

 

  • Sensación de ojo seco, comezón, quemazón, picores, sensación de arenilla
  • Lagrimeo excesivo y/o ausencia de lágrimas
  • Dificultades para usar lentes de contacto durante un período prolongado de tiempo
  • Dificultad para abrir los ojos por las mañanas (párpados pegados)
  • Sensibilidad a la luz, al viento y/o al humo
  • Fatiga visual, visión borrosa
  • También puede ser asintomática
La importancia de la higiene de los párpados

 

La higiene de los párpados es fundamental para evitar la proliferación de bacterias y, por tanto, el desarrollo de enfermedades de los párpados. Además, el cuidado diario de los párpados puede limitar los efectos de la sequedad ocular.

 

La higiene de los párpados evitará que se obstruyan las glándulas de Meibomio, mejorará la calidad de las lágrimas y reducirá los síntomas. Por tanto, es un factor clave en el bienestar de sus ojos que no debe pasar por alto. Este es el procedimiento que recomendamos seguir a diario:

 

  • Caliéntese los párpados con una mascarilla térmica o compresas calientes durante entre 5 y 10 minutos. Esto permitirá licuar el meibum (aceite) de mala calidad.
  • Masajéese los párpados para extraer el meibum de mala calidad.
  • Límpiese el borde de los párpados con un producto estéril (toallitas limpiadoras u oculares) adecuado para la higiene diaria de los párpados, las pestañas y las pieles sensibles con el fin de eliminar ese meibum y las impurezas debidas a la contaminación.

 

EN CASO DE PADECER TRASTORNOS RELACIONADOS CON LA SEQUEDAD OCULAR, CONSULTE A UN OFTALMÓLOGO.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Autor
Autor

Sigue leyendo

Aquí hay algunos artículos que también pueden interesarle.

¿Eres un
doctor?

Compartir página por correo electrónico
Comparte la página en facebook
Comparte la página en twitter
Compartir página en linkedin
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?
Vous quittez le site en version française
En cliquant sur ce lien, vous allez quitter le site masecheresseoculaire.fr, souhaitez-vous continuer ?

En Francia, una de cada tres personas padece sequedad ocular

Play Video